What to do when you have no clue… and no help will come

Trust yourself

Oportunidades, amenazas, retos, decisiones, cambios, problemas, incógnitas, ….Cada día les hacemos frente de la manera que creemos más adecuada. Algunas de estas situaciones nos son familiares pero otras son totalmente nuevas y quizás cambien nuestro rumbo. Eso produce inquietud, en muchos casos una parálisis inicial, que puede ser momentánea o puede llegar hasta la eternidad dependiendo de la capacidad de gestión de la incertidumbre.

Tomar decisiones o resolver problemas nunca planteados pero dentro de ámbito de conocimiento son cosas “sencillas” cuando a mano tienes multitud de elementos que utilizar. Estamos andado la calle “tu camino conocido”. Y  cuando llegas al final de la calle es cuando tienes que decidir, re-ando la calle una y otra vez (mismo resultado) o hago algo distinto y emprendo? Emprender es una aventura, en muchos casos es pura exploración.

Cuando se elige el segundo camino, emprender, lo primero que hacemos (y no es mala opción o quizás es instintiva) es mirar hacia los lados por si alguien se sabe la respuesta correcta y nos puede dar la respuesta directamente. Si esto no funciona, quizás internet, los libros tengan la sabiduría que buscamos. O puede que acudiendo a distintas fuentes, podamos elaborar el plan de ruta adecuado para el terreno desconocido.

Pero … si nadie ha transitado ese camino, ¿Qué hacer? Porque si lo podemos hacer  acompañados, de la mano de alguien, se llevará mejor porque aunque sea igual de oscuro, dará un poco menos de miedo.

Pero… perooo… y cuando es NUESTRO CAMINO y solos es el único modo de recorrerlo? Cuando nadie puede darnos LA respuesta, la receta mágica, el plan maestro? ¿Qué sucede?

¿Dónde está la solución?

Cabeza y corazón, o análisis, instinto y algo de sentido común. Lanzarse será la única manera.  Con pequeños pasos que nos vayan aportando algo de luz. Y sí, aunque este movimiento inquiete, seguirás moviéndote y lo que avances y la velocidad que lleves solamente dependerá de ti. Nadie podrá corregirte.

Y los pasitos cortos funcionan cuando decides que tu objetivo no es otro que adentrarte en lo inexplorado.

What to do then? trust yourself, trust your judgement

Leave a Reply