Why sometimes you need to refuse to participate in a project

A diario vemos proyectos imposibles, mal planteados y cuyo final sabemos que será el desastre más absoluto. Vemos relaciones imposibles en las que los proveedores se comprometen a precios y servicios que no van a poder gestionar. Asumimos tareas que aceptamos llevar a cabo pero que no nos será posible entregar.

 No estamos demasiado acostumbrados a recibir negativas en el área profesional, tampoco a darlas cuando somos la parte contraria (quien quiere acceder a un servicio) puesto que entran en juego: compromisos personales, objetivos de venta, interés de entrar en una compañía.

 Gestionar capacidad, ambición y expectativas.  Como permitir una gestión más aceptable de los proyectos:

Siendo proveedor el precio debe ser ajustado pero realista, los servicios que ofrecemos deben ser adecuados a las capacidades que tenemos y contemplar posibilidades de crecimiento, los compromisos que adquirimos con nuestros responsables deben contemplar el tiempo del que disponemos, las herramientas que tenemos y necesitamos así como las capacidades con las que contamos.

Debemos saber decir NO cuando no disponemos de los medios, hay que ser honestos y explicar los motivos por los que rechazamos. Y generamos valor cuando sabemos ceder el juego a quien tiene los medios o mayor conocimiento dándole al cliente una alternativa más cercana a sus necesidades.

 Siendo proveedor debemos decir NO, cuando no podemos competir porque entramos en márgenes negativos, retirarse del terreno de juego para mantener nuestros estándares de  calidad es una retirada certera.

Si somos el colaborador en una empresa y, por mucho interés que tengamos por formar parte en un proyecto, no nos es posible por falta de tiempo o de conocimientos. Las posibilidades son : Replanificar la participación, proponer a otro compañero o simplemente aceptar que necesitamos un aprendizaje antes de participar

 Nuevamente, los compromisos que aceptamos, las expectativas que generamos debemos ser capaces de cumplirlas y mantenerlas.

Honestidad, compromiso real y consecuencia: mix ideal para cualquier relación que lleve a un ganar-ganar.

 

One thought on “Why sometimes you need to refuse to participate in a project

Leave a Reply