Lessons learned… from everything

De toda experiencia o Proyecto hay que sacar lecciones aprendidas. Y, por supuesto, hacer algo con ellas.  Esto, entre otras cosas, es aplicar el dicho de “no tropezar dos veces con la misma piedra”.

 Y, sí, sí.. lo observaremos desde dos puntos de vista (as usual) el profesional y el personal.

 

Acerca del lado profesional: durante el desarrollo de un proyecto iniciado desde cero, en el que empezamos algo que nadie a nuestro alrededor ha intentado, aprenderemos sobre lo que ha funcionado y lo que no. Ambos aprendizajes es bueno mantenerlos en mente y compartirlos con aquellos que se planteen iniciar ese camino en el futuro.

Otra posible entrada de las Lecciones aprendidas, proviene de proyectos anteriores, en los  que alguien ya ha iniciado esos pasos, ¿para qué empezar nuevamente de cero? Escucha por todo lo que ya pasaron y aplica lo mejor, evitando aquellos pasos que no resultaron de manera positiva. El final debe ser mejor, seguro…

 

Personal – Profesional: aquello que afecta a nuestra persona pero que deriva de una actividad profesional, como por ejemplo, desarollado en un foro interno o en un foro externo, representar a la compañía en actividades… ¿Quién cuando se escucha o se ve no se da cuenta que hay una palabra que repite demasiado, un tick que acompaña nuestros gestos? De esto también se aprende y a través de la consciencia… es posible matizar o corregir. No hay mejor crítico que nosotros mismos.

 

Ámbito Personal: Se da cuandoando pruebas un plato nuevo, cuando descubres en quien puedes y en quien no puedes confiar tus inquietudes, aprendes qué matiz se da a las palabras que utilizas o el matiz que se da a lo que expresas como persona… Las lecciones aprendidas aquí pueden dejar marca  más profunda y redirigir los pasos o decisiones quizás es un poco más dificil.

El cambio sobre lo que es propio de nosotros mismos es el más complejo pero, sin duda, el que tiene mayor impacto.

 

Leave a Reply