When the “click” happens

A veces  aplicamos tanto esfuerzo en una carrera que esperamos que cuando finalice, cuando acabe el resultado y el éxito estén al final de ese camino, que con todo el interés que ponemos en lo que hacemos los demás seguirán y entenderán lo que hacemos.

Bien, no tiene porque ser así, nada ni nadie dice que las cosas tengan que llegar cuando nosotros esperamos que lo hagan sobretodo las felicitaciones, nuevos proyectos, nuevas rutas.

Muchas veces, la recompensa, éxito y felicitaciones nos atrapan por sorpresa, pero no se trata de suerte, ya he hablado de ese factor y no existe.Es tan simple como que la manera en la que hacemos las cosas, han dado su resultado.

Hay que saber recibir y disfrutar de las felicitaciones, celebrar los éxitos profesionales y personales, los proyectos que finalmente llegan a realizarse porque nada de eso ha sido gratuito.

El “click” no es otra cosa que el encaje de las piezas (cuando encontramos la sencilla respuesta que teníamos delante), cuando entiendes y aceptas la situación, cuando ves el camino erróneo tomado, el momento en el que no esperabas ánimo y recibes un flujo de positivismo y energía.

Es una ocasión excepcional si sucede ese click, puesto que  el resultado de todo el esfuerzo constante se materializa y más si nos coge por sorpresa, porque el momento que teníamos planeado ya pasó.

Y si nos sienta tan bien y somos capaces de gestionarlo, ¿porqué no hacer lo mismo nosotros? Felicita cuando observes un trabajo bien hecho,…Y probablemente, quien reciba la enhorabuena no lo espere, ya que sus expectativas estaban en otro punto temporal.

Comparte tus éxitos y los de quienes están a tu alrededor, las buenas vibraciones llaman a buenas vibraciones!.

Leave a Reply