You can call me old-fashioned

Hoy se vive deprisa, se consume inmediatez, hay mucho refugio en el supuesto anonimato o escudo de apps y redes,  se vive de o se vende mucha imagen, apariencia, mucho título, mucho front y poco back… Y parece que quienes siguen otro camino y utilizan los medios de otra manera, con otro equilibrio .. Pueden llegar a verse, descolocados, con cierto sentimiento de ser anticuados

Permitidme poner algunos ejemplos:

  • Seguimos dando los buenos días y las buenas tardes
  • Regalamos una sonrisa aunque no sea nuestro mejor día
  • Preferimos llamar cinco minutos a perder dos horas con eternos intercambios de emails
  • Somos amables con quien se cruza en nuestro camino
  • Lo que empieza a ser un clásico de este blog: Somos coherentes y consecuentes
  • Creemos en la honestidad
  • Seguimos manteniendo y creyendo en nuestros valores y principios
  • Escribimos e-mails conscientes de que al otro lado, los recibe una persona. Es decir, le dedicamos la atención y el tiempo que se merece
  • Nos gusta una reunión presencial de vez en cuando, porque… la tecnología ayuda, pero no es lo mismo
  • Si se formula una pregunta, esperamos obtener una respuesta
  • Somos conscientes de que competir y colaborar no están reñidos
  • Procuramos prestar atención cuando nos cuentan algo
  • …..

Si hoy en día, cumplir gran parte de lo anteriormente descrito es ser anticuado, entonces…

Yes,

disco you can call me old-fashioned

Leave a Reply