Good vibes

Sucede que en ocasiones nos sentimos en un momento valle, faltos de energía, rodeados de nubarrones.. eso se debe a que hemos completado el carnet de malas vibraciones.

Y ese es el momento en el que hay que encontrar y pegarse a las buenas vibraciones, que las hay:

  • Siempre te encuentras a alguien que te regala una sonrisa, que te genera buen rollo, que tiene palabras agradables.
  • Siempre te encuentras con pequeños momentos que te arrancan una sonrisa: cuando te caen dos productos en la máquina del vending, te cruzas con alguien que hacía mucho que no veías, suena tu canción favorita, ese momento en el que puedes no hacer absolutamente nada, cuando encuentras algo que dabas por perdido hacía mucho, cuando sales a tomar una cerveza y te lo pasas tan bien que se te pasa el tiempo, cuando tras el invierno empezamos a tener más horas de luz…

Y finalmente tenemos las buenas vibraciones que generamos: echándonos unas risas, sacando el lado cómico de algunas situaciones, disfrutando del momento, desconectando de la tecnología, las redes sociales, .. viviendo.

Las buenas vibraciones están en todas partes, pero a veces nos centramos tanto en el ay que mal todo, lo mucho que nos hemos enfadado, lo mucho que ansiamos, … que olvidamos lo cerca que tenemos buenas vibraciones. Lo habitual es que estén en cosas pequeñas, en los detalles, … en el lenguaje que utilizamos.

Buen rollo, atrae más buen rollo. Ojo! las buenas vibraciones son contagiosas en el 95% de los casos, se recomienda no resistirse. Comparte ese pequeño instante de alegría, contagia, pregunta qué de bueno ha pasado, seguro, seguro que algo.

Empieza a encontrar el lado positivo de las cosas, o por lo menos relativizarlas, erradica poco a poco las palabras negativas de tu lenguaje, .. déjate contagiar, ya verás que después las tareas tediosas y complicadas se ven de otra manera, se llevan mejor.
 

Leave a Reply