Of battles and wars

La competencia es sana, te mantiene despierto, activo, en movimiento.

Cuando la competencia/competición se convierte en una guerra es cuando debemos parar y reflexionar. ¿Hay que ir a por todas las peleas? ¿Interesa ganar esta batalla? ¿Cuánto esfuerzo requiere? ¿A qué estoy dispuesto a renunciar?

Fija objetivo, dónde quieres colocar finalmente TU bandera y define la estrategia a seguir. Es fácil que en el camino puedas perder el foco de lo que persigues.

Mide tus fuerzas para la acción del corto plazo (para esta batalla) y para la acción  en el largo plazo (duración de la guerra). Los cartuchos de energía de los que dispones son limitados. Piensa, ¿cuánto tiempo durará?

Mide los aliados de los que dispones y cuando puedes requerir más de su ayuda. El número de veces que les puedes tener de tu lado, tiene un límite, sobretodo si lo único en común son intereses puntuales.

Mide qué información tienes, cómo usarla y de qué fuente proviene. Y sobretodo, mide a tu contrincante (en todas las dimensiones comentadas).

Habrá batallas que ganes, otras que pierdas, pero lo importante es llegar dónde te fijaste.

Aprende a seleccionar qué batallas merece pelear, dónde dejarte la piel, dónde ceder. Sé consciente que habrá terrenos que se van a perder. No te desvíes del camino demasiado, no todas las batallas se pueden librar, ni todas ganar. Recursos, aliados e información son bienes escasos.

 

 

One thought on “Of battles and wars

Leave a Reply