Leader or Doer

Generalmente cuando uno cree en una idea, en un proyecto, es su “leader“: transmite la ilusión, el empuje, le es fácil embarcar a otros en esa ilusión, encuentra fácilmente qué palancas moverán a la persona, puntos de encuentro, beneficios, puntos a mejorar. Esto sucede tanto en procesos ya ejecutados y que necesitan difusión, como en iniciativas que arrancan y que requerirán empuje, participación, ….

Cuando uno no cree se convierte “doer“, que ejecutará la acción que se le pide pero  con muchas más complicaciones a la hora de conseguir emocionar a otros, sobretodo porque ni él cree en lo que está contando.

Hay quien tiene la habilidad de vender sin creer. Yo no me encuentro entre ellos.

Conocer las motivaciones de cada individuo a la hora de asignarles una tarea es importantísimo. Según cómo lo contemos, cuánto nos creamos el proyecto y qué tipo de motivaciones toquemos … convertiremos a nuestro interlocutor en un “doer” o en un “leader”.

 

Y tú, ¿qué eres? Y ¿Cuál de los dos perfiles buscas para defender y construir ideas?

 

 

Leave a Reply