Pay attention

El orden, la estructura, los procedimientos, las check-list… nos ayudan a evitar trabajos mal realizados que necesitan ser reprocesados.

Cuando no se es estructurado y se guardan los datos en la cabeza, pensamos que los demás siguen el mismo razonamiento que nosotros, es cuando más probable es que erremos.

Ser muy bueno no basta, hay que saber demostrarlo. No vale ser muy detallista y perderte el elefante en la habitación.

 

Hay que hacer las cosas sencillas no para nosotros, sino para los demás, reduciendo al mínimo cualquier tipo de error, mal uso o interpretación de lo que queremos transmitir (en mensaje e importancia).

Pay attention to those non-details.

Leave a Reply